DESCANSO EN VILLA AVECIA (BOLIVIA 2006)

jueves, 14 de octubre de 2010

LIMA—TRUJILLO (570 kms)


...
Salí temprano de Lima. A las seis y cuarenta de la mañana. No había un alma en la calle. El recorrer el centro histórico a esa hora tenía algo de mágico. Parecía como si lo hubiesen desalojado para mí. Se escuchaba sólo el rugir de la moto. El empedrado de la calzada brillaba por la humedad de la mañana.

Para la salida, seguía ciegamente lo que el GPS me indicaba. Y eso me daba tranquilidad. No tenía que demorarme preguntándo lo que comúnmente se pregunta cuando uno quiere ir a un determinado lugar. Qué maravilla. Y pensar que me negaba a tenerlo. Ahora, sabiendo su utilidad, no podría viajar sin él.

La mañana se presentaba lluviosa, con esa lluvia extrafina que moja sin gotas. Muy molesta porque empaña los espejos retrovisores y produce un efecto de neblina que dificulta la visión

Ya ubicado sobre el camino costero, los primeros 100 kms fueron de niebla. En algunos lugares, la parte alta de la ruta junto al mar, era una niebla muy densa. A tal punto que no se veía más allá de los 10 mts.

¡Já! ¿Y ahora qué hago. Volver no puedo…seguir… ¿Y cómo sigue? Yo no tengo experiencia de manejo en la niebla ¿Debo seguir...? ¿Debo parar...? Estas fueron algunas de mis reflexiones durante el manejo. Al fin decidí seguir muy despacio y por suerte, al cabo de unos momentos, el camino comenzó a descender y con él la niebla…. Hasta que apareció nuevamente el sol. ¡Oh, sol, qué maravilloso eres! Todo se ilumina y se alegra con tu presencia. Se apagan los pensamientos tristes y los jubilosos se encienden

Pero la verdadera historia del día, preocupante historia, fue la siguiente. Y por suerte la puedo contar.

A 30 kms de Lima, ya sobre la panamericana norte (4 carriles, dos de ida y dos de vuelta), cuando recién estaba aclarando, viajaba muy concentrado en el manejo por lo complicado del tránsito. Mi velocidad era de unos 80 kms/h.

De pronto siento detrás mío una frenada brusca, larga y ruidosa, e inmediatamente un empujón que me laza con fuerza hacia delante, en el sentido de la marcha. A continuación siento una segunda frenada chillona y la sensación de que un auto por detrás se cruzaba y derrapaba perpendicularmente, pero esta vez con ruidos a plásticos que se rompen, a vidrios que revientan, a chapas que se golpean. Me pareció intuir que el auto volcaba.

Aceleré con fuerza. No lo quería sobre mí. Fue mi primera reacción. Tampoco quise mirar para atrás. Y salí rápido del peligro en que me sentí envuelto. Si me hubiese detenido habría sido testigo de un accidente que me habría demorado entre uno o dos días, o más, según a gravedad del mismo. Y lo peor me habrían obligado a regresar a Lima. A los 100 kms paré para ver si el empujón sufrido me había roto algo de la moto. ¡Nada!! Sólo vi restos de pintura en la esquina inferior del maletín izquierdo. Era una auto blanco el que me había tocado. El Dios Bueno de los cristianos se apiadó de mí. Me dio una segunda oportunidad. Y yo por eso le doy las gracias.
...
De haber sido la dirección de la fuerza del toque, diferente a la del sentido de la marcha, no estaría acá contando esta historia

CAMINO COSTERO


El camino costero es hermoso. Y eso que lo hice en gran parte con niebla, nublado y con sol. Tuve todas esas variantes. De todos modos fue hermoso. La combinación de colores, texturas y olores que tienen estos paisajes los hacen únicos: son típicamente peruanos (Invito a que vean las imágenes de este trayecto en el link respectivo).

TRUJILLO

Plaza de Armas...............Monumento de la Libertad......Iglesia Catedral (Basílica menor)
Trujillo fue fundada y bien fortificada, para evitar el asalto de los piratas, en 1534, por Miguel de Estete.

Fue capital provisional del Perú durante su independencia. Tiene actualmente dos millones de habitantes. Es una ciudad muy bonita, con un centro histórico impecable y con una gran historia pre y poscolombina.

Entre el patrimonio cultural de la ciudad, se destaca:

La iglesia de la Compañía, del siglo XVII; La catedral de Trujillo, construida entre 1647 y 1666 y la iglesia y/o monasterio de El Carmen, un valioso conjunto arquitectónico-artístico del arte virreinal.

Tienen su sede en la ciudad la Universidad Nacional de Trujillo (1824), la Universidad Cesar Vallejo, La Universidad del Norte, y la Universidad Antenor Orrego.

Se encuentran en Trujillo las ruinas de la ciudad preincaica de Chanchán, situada al oeste de Trujillo, la huaca del Sol y la Luna entre algunas más.

El gran poeta César Vallejos nació en esta zona —Santiago de Chuco, 1892-París 1938— y estudió en la Universidad local.

Hay golpes en la vida, tan fuertes... Yo no sé.
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma... Yo no sé.

Son pocos; pero son... Abren zanjas oscuras
en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
Serán tal vez los potros de bárbaros atilas;
o los heraldos negros que nos manda la Muerte.

Son las caídas hondas de los Cristos del alma,
de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

Y el hombre... Pobre... pobre! Vuelve los ojos, como
cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
vuelve los ojos locos, y todo lo vivido
se empoza, como un charco de culpa, en la mirada.

Hay golpes en la vida, tan fuertes ... Yo no sé!

..................................(C. Vallejos. "Los Heraldos negros")

Es una ciudad dinámica y en potencial crecimiento por su gran actividad turística, pesquera, minera y agropecuaria.

(Mañana, Dios mediante, continuaré camino hasta Piura, localidad ubicada a 415 kms de Trujillo, para seguir recién pasado mañana hasta la bonita localidad costera turística, con bellas playas y hermosas aguas cálidas, llamada Máncora. Acá me detendré a recuperar fuerzas recostado sobre la arena y de cara al sol.
...
Como podrán apreciar ya estoy cerca del límite con Ecuador. Calculo que para el próximo lunes estaré visitando Guayaquil)

Trujillo , Perú, 14 de octubre de 2010
© Todos los derechos reservados

3 comentarios:

Roberto de SF dijo...

amigo Luis, las coincidencias entre moteros es increible!!hasta nos suceden cosas como el incidente con el coche q te golpeó y podemos contarlo, pero bueh!estas bien, ya es historia!.. llegas a un lugar soñado para mi(Mancora) y en busca por lo q decis de la bella ruta del Sol!!!disfrutamos tus relatos y pasajes, FELICITACIONES AMIGO!!! Roberto

SILOE dijo...

Gracias a Dios que solo fue un susto... mis oraciones contigo.
Te sigo...
Reme.

PAYMA dijo...

Luis:

Me alegro de tu suerte y que hayas zafado del golpe.
Un abrazo, te sigo casi diariamente.
Mario